MASILLAS DE INTERIOR

MASILLA AL USO

Nuevo MASILLA AL USO Ver más grande

Nuevo producto

Masilla al uso para rellenar grietas y pequeños agujeros en todo tipo de superficies de albañilería. Adecuada sobre yeso, madera y cemento, para nivelar y alisar superficies antes de ser pintadas.

Más detalles

3,15 € impuestos inc.

- Para tapar y rellenar pequeñas fisuras y agujeros. - Nivelar y alisar superficies antes de pintar. - Aplicar directamente sobre fondos de interior, siempre que estén duros, secos y limpios. - Superficies de madera, yeso o escayola con imperfecciones e irregularidades que se deseen eliminar.

CARACTERISTICAS - Fácil de aplicar, alisar y lijar. - Aplicable en capa fina. - Si quedan imperfecciones, se pueden repasar transcurrido un espacio de tiempo aproximado de 2 horas. - Una vez lijado se obtiene una superficie de gran blancura, dureza y tacto suave. - Se puede aplicar a espátula o llana sobre el soporte sin esfuerzo.

CARACTERISTICAS TÉCNICAS Resistencia al rayado: 2B (dureza lápiz) pH: Neutro Adherencia: > 0,3 MPa Tiempo de secado (25ºC/50%humedad): 2-8 horas/mm Rendimiento: 1,75 m2/Kg Envasado: 400 gr, 1 kilo, 5 kilos. APLICACIÓN Preparación de la superficie: El soporte debe de estar sano, limpio y exento de humedad. Los fondos de naturaleza polvorienta deben consolidarse con un fijador, preferentemente acrílico, como nuestro FIJADOR, puesto que el polvo impide la adherencia entre materiales. También los fondos viejos formados por yesos muertos o partes mal adheridas deben de ser saneados. Queda totalmente desaconsejada la restauración de soportes fatigados sin previo saneamiento. Si estos presentan oquedades deben ser rascados y eliminados hasta llegar al soporte consistente, aplicando posteriormente una capa de fijador para eliminar el polvo. Modo de empleo: 1) Para el tapado de agujeros se recomienda una espátula de tamaño medio que permita presionar bien hacia el interior del hueco. En los casos que sea posible, procurar que el ancho de la espátula sea superior al tamaño del agujero. 2) La operación de alisado se realiza siempre verticalmente de abajo hacia arriba con paleta ancha, poniendo material y quitando el sobrante a continuación, procurando alisar y tapar todos los defectos de la superficie. Los empalmes se realizan al contrario, de arriba hacia abajo. 3) Cuando el material está seco, hay que proceder al lijado y a continuación se dará otra mano de enlucido horizontalmente de derecha a izquierda, tomando los empalmes de izquierda a derecha. 4) Finalmente, después de secar esta segunda mano, se lija la superficie y si no se observa ninguna imperfección se procede al pintado.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escriba una reseña