AIRLESS TITAN IMPACT 440

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, de análisis y publicidad para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Más información:

aceptar

TITAN

AIRLESS TITAN IMPACT 440

Nuevo AIRLESS TITAN IMPACT 440 Ver más grande

Nuevo producto

El equipo airless Titan Impact 440 es una máquina de pistón para pintar con un rendimiento potente. Esta pequeña bomba es perfectamente apta para aplicaciones residenciales, mantenimiento de propiedades y aplicaciones pequeñas.
Pulveriza: Lacas, barnices, polurietanos, epoxi de baja densidad, imprimaciones, plásticos, temple, etc.
INCLUYE: 2 boquillas y un alargador de 30 cm.

Más detalles

2 383,70 € impuestos inc.

Características principales:
 
  • Filtro del colector/línea de tamaño completo, por lo que maneja más pintura, evitando que los abrasivos lleguen a la punta de la pistola.
  • Quad + Packings: diseñado para limpiar los recubrimientos abrasivos durante el funcionamiento, evitando daños al pistón o al labio de sellado principal.
  • AutoOiler : con solo presionar un botón puede enviar aceite del depósito directamente a las empaquetaduras.
  • La válvula de empuje Sureflo le permite liberar una válvula de bola inferior atascada sin usar un martillo.
  • Control electrónico de presión con Rapid Clean para acelerar el lavado y la limpieza.
  • Cilindro PermaLife: nunca se desgasta, nunca necesita ser reemplazado.
  • Mango Comfort Clean, para una mayor comodidad y agarre al ser transportado.
  • Heavy Duty Stand - soporte con gomas para evitar el deslizamiento y material reforzado para una gran solidez.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escriba una reseña